12.jpg

El turismo es una actividad del sector privado, impulsado en gran parte por cadenas hoteleras internacionales, compañías de turismo y otras empresas.

Hacer turismo más sostenible exige una cuidadosa planificación en muchos niveles y la participación de todos los posibles interesados, en particular de las comunidades locales dentro y alrededor de los destinos.

Si bien la adopción de prácticas más sostenibles es intrínsecamente compleja, muchas operaciones turísticas ya han adoptado medidas cada vez más hacia el medio ambiente socialmente responsable.

Varias de las compañías de turismo del mundo, desde hoteleros a operadores turísticos, están en proceso de reestructuración de su gestión y las operaciones para reducir el consumo de agua, energía y otros recursos, y mejorar la gestión, manipulación y eliminación de residuos.