El campo de golf está acompañado de un gran club al aire libre con amplias instalaciones de spa en los vestuarios, un restaurante en una fusión italiano-argentino de alto nivel gourmet, bar, piscina, restaurante y todo esto encerrado en la vista perfecta que da los cuatro volcanes que rodean la propiedad.

Hay también 26 “casitas” con cada suite construidos con materiales y adornos que recuerdan de cerca lo colonial de la ciudad de “Antigua Guatemala”, patrimonio cultural de la humanidad.
11.jpg

Cada uno cuenta con una pequeña piscina, jacuzzi exterior y terraza, que ofrece las mejores vistas a las montañas. En un día claro, puedes ver el Océano Pacífico a poco mas de 80 kilómetros de distancia.

Pete Dye espera que el “Fuego Maya” y “La Reunión” de Guatemala pueda hacer lo que su Casa de Campo “Teeth of the Dog” hicieron para la República Dominicana.

Es decir, poner en el mapa el campo de golf de Guatemala, como destino turístico de alto nivel.